Envíos gratis por compras superiores a COP$98.000
Envíos gratis por compras superiores a COP$98.000
Carrito 0

Preguntas frecuentes

¿Qué es un fular elástico?

El fular elástico es un tipo de portabebés ergonómico que consiste en una pieza de tela elástica muy larga y su principal característica es que no tiene accesorios, broches, cierres o ningún tipo de elemento extra que ayude a ponérselo. El secreto está en el anudado. Los hay de diferente composición de tela por lo que unos resisten más peso que otros. En Fulares Kargo® recomendamos que este tipo de portabebés sea anudando en tres capas de tela para que el bebé quede seguro y cómodo pues se caracterizan por su suavidad y comodidad, tanto que se asemejan a una segunda piel. Nuestros fulares son de tipo liviano y resisten un peso de hasta diez kilogramos aproximadamente. Esto los convierte en los más frescos y suaves del mercado.

¿Qué es el porteo?

El porteo de bebés es una forma de crianza que la especie humana, al igual que otros mamíferos, ha realizado desde siempre: llevar a los hijos cercanos al cuerpo. En el pasado el porteo permitía a los padres atender las necesidades del núcleo familiar (ir a buscar agua, lavar, conseguir alimentos o sembrar, entre otros) pues cargaban a sus hijos independientemente del trabajo que estuviera en proceso mientras que, simultáneamente, podían protegerlos de los posibles peligros del entorno.Nuestra era no representa los riesgos de antes y contamos con muchos sistemas alternativos como cunas, coches o hamacas que han hecho que los padres no tengamos la necesidad de llevarlos cargados permanentemente. Es muy importante buscar una asesoría con una asesora certificada en porteo.

Entonces: ¿Por qué portear?

Debemos tener en cuenta que el recién nacido ha estado durante nueve meses dentro de la madre y todas sus necesidades eran cubiertas naturalmente: alimento, abrigo, tranquilidad, oyendo los latidos del corazón, su voz y sintiendo el constante movimiento del cuerpo; entonces una vez afuera es importante intentar imitar un ambiente parecido al vientre materno. El bebé humano es uno de los animales que nacen prematuros pues no puede valerse por sí solo sin un adulto, por lo cual necesita un periodo posterior de maduración. Estudios pediátricos han demostrado que los bebés porteados lloran menos y se sienten más seguros ya que se refuerza el vínculo entre ambos y se afianza la lactancia materna, porque se da la oportunidad de ofrecerle el pecho más veces. En

Fulares Kargo® fomentamos la lactancia prolongada y a demanda pues creemos que los bebés necesitan a los padres las veinticuatro horas del día durante la primera etapa de su vida. 
De igual forma, los padres pueden realizar actividades que fomentan la independencia y empoderamiento de la paternidad ya que con el porteo las manos quedan libres, por lo tanto disfrutan más de la vida y de sus bebés.

¿Qué beneficios tiene el porteo? 

  1. Es lo más cercano al vientre materno: el bebé continúa recibiendo el contacto con la madre, su respiración y los latidos del corazón; esto naturalmente ayuda a tranquilizarlo y a continuar en su transición hacia el mundo exterior sin traumas y cortes abruptos.
  2. Bebés y mamás felices: el porteo ayuda, por la posición vertical, a prevenir las infecciones del oído y reduce los síntomas de la enfermedad de reflujo gastroesofágico (GERD). Estudios pediátricos han demostrado que llevar al bebé en un fular por al menos tres horas al día ayuda a reducir el llanto en un 43%, disminuyendo los cólicos y gases típicos de la edad. De igual forma, puede ayudar en la depresión postparto.
  3. Favorece la lactancia prolongada.
  4. Incrementa la protección inmunológica: el contacto con la madre es supremamente importante para la salud del bebé. La falta de este o la separación abrupta de la madre con el recién nacido (así sea llevándolo en coche) libera grandes cantidades de cortisol. Estos niveles alterados en la sangre (sumados a la separación) pueden afectar negativamente la función inmunológica.
  5. Afianza el crecimiento y ganancia de peso: con los padres presentes regulando la respiración, el ritmo cardíaco y la temperatura del bebé, el gasto energético y calórico disminuye, ganando peso rápidamente. También tienen mejor desarrollo motor y coordinación, mayor masa muscular y un buen sentido del equilibrio.
  6. Reduce la apnea y controla los patrones irregulares de respiración: cuando un bebé es cargado en el pecho –piel a piel– puede oír la respiración del porteador, estimulándolo a respirar mejor, por imitación.
  7. Aumenta la oxigenación en el cuerpo del bebé.
  8. Bebés inteligentes: el porteo permite que el bebé observe desde otra perspectiva e interactúe con el entorno, lo cual estimula el cerebro permitiéndole aprender sobre el mundo que lo rodea.
  9. Libertad: brinda la seguridad de tener ambas manos despejadas.

¿Cuándo puedo comenzar a usar el fular y hasta qué edad puedo llevar a mi bebé en el?

Nuestra recomendación es comenzar desde el nacimiento ya que los fulares KARGO propician un ambiente parecido al vientre por la elasticidad y suavidad de la tela. También son recomendados para bebés prematuros pues se adaptan a cualquier cuerpo. Aquellas personas que van a usar el fular con bebés que pesen por debajo de los tres kilogramos deben tener más precaución en mantener las vías respiratorias despejadas. El fular es ideal para madres que necesitan implementar el método canguro.
Nuestros fulares están diseñados sólo para el primer año de vida o hasta los 9 kilogramos aproximadamente. Quienes los usan le sacarán el mejor provecho los primeros 6-8 meses de vida. No están hechos para bebés de más de un año de edad.  
Es importante seguir el instinto y analizar la comodidad de ambos. Si el bebé deja de sentirse a gusto en el fular, cuando siempre se ha sentido bien, es el momento de cambiar de método de porteo o dejarlo definitivamente.

¿Puedo poner a mi bebé mirando hacia el frente o en mi espalda?

No. Esa posición ejerce demasiada presión en la columna del bebé e incrementa el riesgo de caída. Además, causa una presión extra en la espalda del porteador. 

¿Cómo le doy pecho a mi bebé en el fular?

Gracias a la elasticidad de la tela no hay necesidad de soltar el fular para alimentar al bebé. Es importante tener en cuenta las siguientes instrucciones:
  1. Extender una de las tiras del hombro para que quede casi como una manga de una camiseta.
  2. Empujar suavemente al bebé hacia abajo, sosteniéndolo desde los muslos.
  3. Metiendo la mano por debajo de la tira del hombro, subir el seno hacia la boca del bebé tratando de sostenerlo firmemente.
  4. Recordar que en este punto la madre está barriga-a-barriga. No tratar de pegarlo como si la posición del cuerpo fuera la de estar sentada (posición de cuna) pues el bebé debe estar pegado al seno completamente vertical, siempre levantando y sosteniendo el seno para facilitar dicha posición.
  5. Si el bebé se siente frustrado y no se puede pegar hay que sacarlo del fular y alimentarlo normalmente.
Puede ser demorado aprender a perfeccionar la técnica pero alimentar en un fular significa más libertad para la madre y más satisfacción para el bebé.
Tip: Al usar el fular es más cómodo vestir camisetas de cuello en “v”, blusas con botones o prendas elásticas que bajen fácil.

 

Mi bebé se siente muy bajito y yo me siento incómoda(o) ¿qué estoy haciendo mal?

Nuestra tela tiene una elasticidad especial que hace más fácil portear al bebé. Es muy importante que el fular se sienta muy firme sobre el cuerpo antes de meter al bebé o se deslizará dentro de la tela, especialmente cuando son más pequeños. Si hay dudas es mejor sacar al bebé, ensayar en un espejo y volver a anudar firmemente el fular hasta que la pieza central se sienta pegada al pecho. También es importante asegurarse de que las telas estén extendidas de rodilla-a-rodilla para crear un “asiento” cómodo. El bebé debe estar alto en tu pecho, tanto que le puedas besar la frente. Ingresa a nuestra sección Tutorial para ver el video paso-a-paso.

¿Puedo usar el fular con un bebé prematuro?

Los fulares elásticos son perfectos para usar con bebés preemies o de bajo peso pues simulan un ambiente parecido al vientre materno. La elasticidad de nuestra tela hace que el fular envuelva el cuerpo del bebé de manera segura y acogedora. Cuando un bebé es prematuro y pesa menos de 2.800 gr es válido portearlo en fular elástico pero si está fuera de peligro, es decir, si el bebé ya fue dado de alta de la incubadora, su respiración está estable y no está conectado vía intravenosa ni oral. El fular debe estar lo suficientemente ajustado para que el bebé no se enrolle dentro de el y la tela debe llegar hasta su nuca para dar buen soporte en la cabeza. La cabeza del bebé debe estar volteada hacia un lado y con la nariz apuntando ligeramente hacia arriba manteniendo las vías respiratorias abiertas y permitiendo el contacto permanente madre-hijo. Las piernas del bebé deben estar flexionadas recordando la posición de una rana. Igualmente los brazos deben estar flexionados de una forma natural. Siempre con consentimiento médico por escrito.

Fulares Kargo® no se hace responsable por el uso de ninguno de sus productos. 

¿Puedo llevar más de un bebé (gemelos, mellizos, trillizos, etc.)  en un fular elástico?

No. Nuestros fulares están diseñados para usar con un bebé a la vez. Sólo se deben usar losFulares Kargo® de acuerdo a las instrucciones que vienen dentro del empaque.
 

He visto personas usando el fular con animales, ¿se puede?

¡Claro! En Fulares Kargo pensamos que los animales son parte de la familia, por eso es igualmente válido cargar, por ejemplo, a perros de raza pequeña dentro, siempre teniendo en cuenta la importancia de mantener las vías respiratorias despejadas. Para esto no hemos creado un manual, pero tal como ocurre con los bebés lo importante es sentir al animal ajustado y cómodo.

¿Tienen tallas?

No. Nuestros fulares son TALLA ÚNICA y por su longitud se adaptan a cualquier cuerpo. La contextura del cuerpo sólo determinará la cantidad de vueltas que deben dársele a los extremos antes de anudarlo.

 

¿Cómo lo lavo?

 A mano con un jabón suave y dejarlo secar al aire. No lavar en lavadora ni hacer uso de la secadora pues esto maltrata la tela. 

¿Puedo regalar mi fular para que otro bebé más pequeño lo use?

Cada fular es de uso personal. No recomendamos heredarlo cuando se deja de usar pues la tela se adapta al cuerpo en crecimiento de cada bebé, cediendo mes a mes. Esto no quiere decir que pierda resistencia cuando tu hijo esté mas grande.